A 2 años...


Este año va de volada. Siento que marzo empezó hace nada y ya casi vamos por la mitad. De pronto estaré escribiendo un Viernes de Nicole deseándoles nuevamente feliz navidad y comiendo tamales, en menos de lo que pensamos.


Durante toda esta semana he visto mensajes en las redes del segundo aniversario del inicio de la pandemia. Cuando todos pensamos que estaríamos en cuarentena apenas por dos semanas y la vida seguiría su curso normal. Encontré uno que me causó risa y decía: “¡Feliz segundo aniversario de trabajar desde casa en piyama!” En Honduras, después del lunes 16 de marzo todo cambio. El presidente salió en cadena nacional el domingo por la noche y para el lunes al medio día todo había cerrado.


Siempre pensé que duraría dos semanas por mucho. Leía las noticias de fuera de Honduras y aunque eran aterradoras, me costaba trabajo creer que llegaría a impactar tanto. Con todo el corazón les digo: JAMÁS pensé que el mundo entero se detuviera. Jamás pensé que nuestra realidad cambiara de manera tan radical.


Y aunque con el pasar del tiempo nos hemos ido adaptando y tratamos de forzar la vida a que vuelva a ser lo que alguna vez conocimos, la realidad es que NO ES IGUAL. Siempre existe cierto temor, duda e incluso, desesperanza.

Lo que tenemos que aceptar es que, lo que cambio al mundo hace dos años, llegó para quedarse. Las mascarillas, la falta de contacto físico, el alcohol y el gel ya son parte intrínseca de nosotros.


Mientras leía los ocurrentes memes, pude darme cuenta de como cambio mi realidad del 16 de marzo de 2020 al 16 de marzo del 2022. Cambio todo. Desde ir al supermercado, planear un evento o hacer un viaje. Cambiaron nuestras relaciones profesionales, personales y sociales. Cosas que ahora son nuestro diario vivir, antes eran inconcebibles. Y miren, nos es que no apreciara mi vida. Ni mucho menos que fuera malagradecida por lo que tenía previo al 2020, pero estos dos años me han vuelto más consciente de lo rápido que pueden cambiar las cosas y lo importantísimo que es disfrutar cada momento. Dos años después me di cuenta de lo valioso que es disfrutar a las personas que tenemos cerca en todo momento y a vivir la vida como nosotros queramos.


Lo que les quiero dejar este viernes es que hace dos años ESTA era nuestra última semana “normal” en nuestras vidas. Y tal vez, vivíamos a medias, un poco desagradecidos por todo lo que teníamos y no sabíamos. Pero espero que después de estos dos años, hayamos aprendido que la vida pasa y necesitamos hacer absolutamente todo aquello que nos haga extremadamente felices. Vivir y ponerle felicidad a cada situación que enfrentemos. Debemos de valorar cada momento y cada oportunidad que tengamos para ser total y absolutamente felices, porque no sabemos en qué momento nuestra realidad podrá cambiar.


Así que en este aniversario de una realidad diferente, solo les quiero decir V I V A N y sean absolutamente felices.


¡Feliz Viernes! 😊



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo