Carta de Amor



Desde hace días quiero escribir un agradecimiento público a todas las personas que me ayudaron y apoyaron en la idea extraordinariamente loca de pintar -de VERDAD- la ciudad de rosado, llevando mamografias y ultrasonidos a las mujeres de escasos recursos. A todos ustedes que se convirtieron en guerreros, a ustedes va este viernes.


Querido lector/seguidor de El Viernes de Nicole:


Primero que nada, gracias por su invaluable apoyo al proyecto de ayuda más ambicioso que he llevado a cabo hasta el momento. Sin su ayuda, apoyo y sin ustedes depositar su confianza en mi, nada de esto hubiera sido posible. Hay tanta información en redes sociales hoy en día, que a veces tomarnos el tiempo de leer, escuchar y prestar atención a las ideas de otras personas resulta extremadamente difícil y cansado; sin mencionar que no toda la información es confiable. Sin embargo, ustedes leyeron, escucharon y creyeron en el proyecto de llevar mamografias y ultrasonidos a las mujeres más necesitadas de San Pedro Sula.


Este proyecto surgió porque me di cuenta que de nada sirve hacer sorteos, poner el logo de la lucha contra el cancer de mama en hospitales, negocios e instituciones, si estas no permiten a las mujeres más necesitadas accesar a un examen gratis. Apoyar la lucha contra el cancer de mama no solo se trata de vestirse de rosado, cambiar el logo del negocio por algo rosado o crear sorteos para ganar seguidores, se trata de crear una conciencia real de prevención a esta enfermedad que arrebata vidas y no distingue de edad, mes, color ni estrato social.


Cuando comencé a elaborar la idea, no sabía de dónde sacaría las mujeres necesitadas. Pensé en algún momento dejar la donación en un centro para que las personas que llegaran recibieran el examen gratis, pero bastó venir a mi oficina para saber que las mujeres necesitadas estaban aquí. ¿De qué servía que yo buscara en otra parte, si las personas con las que convivo día a día nunca se habían realizado una mamografia ni un ultrasonido? Empecé a encuestar a todas las aseadoras del Ministerio Publicó de San Pedro Sula para darme cuenta que ni ellas ni las mujeres de su familia se habían hecho una revisión en su vida. Me contaron que si ellas destinaban el valor a uno de esos exámenes, dejaban de pagar los servicios públicos o la comida de su hogar.


Las mujeres comenzaron a llegar en grandes cantidades interesadas en este beneficio, preocupadas por su salud y por la necesidad que existe de revisarse. Hubo un momento que pensé que no iba a poder apoyar a más de 5 mujeres y consideraba que era un gran logro porque las camisas no se me vendían. Pero gracias a Dios y a todos ustedes mi meta de 5 se convirtió en 33 exámenes distribuidos en mamografias y ultrasonidos. No solo apoyamos a las aseadoras, pero a sus mamás, hermanas, sobrinas e hijas.


Para mi este es uno de los mayores logros. Servimos a quien más lo necesitaba sin saber ni siquiera quiénes eran. Y creo que ahí está el mérito y ahí está el logro, “hacer el bien sin mirar a quién”. Gracias a ustedes, 33 mujeres por primera vez se han hecho el estudio médico, apostándole a la salud y a la vida. Gracias a su apoyo también se apoyó a la Fundación de la Liga Contra El Cáncer, porque a ellos se les compró todo.


¡Gracias por su servicio, por su empatía, amor y confianza! ¡La gratitud siempre estará de moda! Gracias por vivir como dice San Agustín: “acuérdate del necesitado, pues también tú lo eres; acuérdate del pobre, pues también tu lo eres; por mucho que nades en riquezas, estás vestidos con trapos de carne”.

PD: Recorda que las camisas del el Viernes de Nicole siguen a la venta para poder comparar mamografia. No importa el color ni el mes: ayuda a salvar una vida. (Si reciben este mensaje por mis papás, mi celular es 99795951)

Con toda mi gratitud y amor,

Nicole, La de los Viernes


¡Feliz Viernes! 😊



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo