Del Amor, La Comida y otros Demonios


Este es el último viernes de febrero. Por ende, el último viernes dedicado exclusivamente al amor en el Viernes de Nicole. Ayer un amigo jocosamente se reía y me decía que febrero podía acabar, pero el amor en el viernes de Nicole: NUNCA. Y es verdad; para mi, con amor todo sabe mejor y siempre será un ingrediente trascendental en estos escritos.


Después de haber hablado del amor propio, de los amores que podemos encontrar y el amor por Dios, se me ocurrió escribir acerca del amor en general. De cuan desamorada creemos nuestra vida y los conceptos errados que nos formamos del mismo. Mientras pensaba y leía, busqué en el diccionario de la Real Academia Española qué es el amor. Y resultó ser “un sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser”. Desde ahí vamos mal, verdad. Estaba verdaderamente indignada por esa mala definición de lo que el amor es. Para mi el amor jamás será “insuficiencia” propia. Si no nos amamos nosotros mismos, amar a otros será complicado. Me decepcionó tanto que deje el tema.


Pasaron los días y mientras rondaba inconsecuentemente por las redes sociales llegue a una publicación que llamó mi atención. La dueña de una tienda, la cual es muy activa es las redes sociales, estaba modelando sus productos. No sé realmente si le mandaron o ella compró unos relámpagos gourmet (donas largas con chocolate encima y relleno por dentro) que se miraban de muerte lenta; y en aras de 1) disfrutar los deliciosos relámpagos y 2) de ayudar al emprendedor que los hace, ella publicó una exquisita foto a sus redes. A mi se me cayó la baba cuando vi la publicación, si les soy sincera.


Lastimosamente, no se trata de lo espectacular de las donas, pero de lo que vino después. Una de sus seguidoras comentó en la foto diciendo que ella debía cuidar lo que comía ya que había subido de peso. Cuando yo leí eso, se me pasaron las ganas de los relámpagos gourmet y de verdad me enojé. ¿Cómo podemos ser tan faltos de amor? ¿Cómo no podemos tener empatía por otras personas? Y más importante ¿qué puercas (por no usar otra palabra) nos importa lo que el otro se pueda estar comiendo?


Ella fue mucho más diplomática que mis pensamientos, respondió desde el amor diciendo tres cosas sencillas. 1) Ser flaca no es un cumplido ni ser gorda un insulto. No podemos categorizar a las personas con base en estas dos palabras; 2) Disfrutemos de la vida. No dejemos de comer rico porque estamos a dieta. No nos privemos de momentos y experiencias deliciosas por lo que pueda decir la balanza, y 3) (para mí el más importante) Detrás de cada pagina o perfil de una red social hay un ser humano, de carne y hueso que, así como cada uno de nosotros, tiene miedos e inseguridades, no juzguemos. Seamos empáticos.

Estos tres puntos para mi no son más que puro amor. Desde su respuesta, sabiendo lo valiosa que ella es y desde el amor propio ella contestó y sensibilizó a los 27,800 seguidores que tiene. Y es que se nos olvida actuar desde el amor. Se nos olvida que debemos ver, hablar, respirar, sentir y pensar desde el amor. Se nos olvida que cada expresión que sale de nosotros debe ser siempre desde el amor, porque nosotros fuimos hechos por y para el amor.


No podemos venir y actuar desde nuestra carencias, desde nuestra crítica, desde nuestro demonios, porque el mundo no necesita más de eso. El mundo necesita amabilidad, atenciones y cortesías. El mundo necesita de palabras de ánimo, de amor y alegría. De pensamientos lúgubres, desesperanza y agonía ya hay mucho. Así que ¿por qué no ser un rebelde y actuar desde del amor?


Aprendamos que la vida es corta, el 2020 ya nos lo enseñó, y que debemos disfrutar, vivir, amar y comer rico. La vida siempre tiene más cosas buenas que malas, y cuando la vemos desde el amor, se pone aun más bonita. Si tenemos demonios internos, no nos los desquitemos con otros, vayamos al psicólogo, que es una gran muestra de amor propio.


El amor y la comida traen gran felicidad y la satisfacción de una vida bien vivida. Si usted tiene demonios por “insuficiencia de amor”, como los establece la Real Academia Española, pues trátelos con alguien, pero no los necesitamos. Solo porque febrero haya pasado no quiere decir que el amor se haya terminado. Sigamos cultivándolo, llenando y esparciendo el mismo por todas partes.

¡Feliz Viernes! 😊




1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

SUBSCRÍBETE Y RECIBE EL VIERNES DE NICOLE EN TU CORREO ELECTRÓNICO

© 2020 El Viernes de Nicole