No importa el color ni el mes: SALVA UNA VIDA


En octubre el mundo se pinta de rosa. En octubre todos sacamos a colación la lucha contra el cáncer de mama. Los centros médicos ponen en descuento las mamografias como incentivo para que las mujeres acudan a realizarse su examen. Los logos de los restaurantes, las páginas sociales, las redes: todo se torna rosa. Vemos testimonio de las sobrevivientes y todos parecemos conmovidos. Todos parecemos identificarnos con la lucha. Sin embargo, ¿Cuánto de esto representa un cambio real para esta lucha? ¿Cuántos de estos listones, luces y elementos de mercadeo ayudan a la mujer hondureña a poder llevar esta enfermedad, o mejor aún, a prevenirla?


Mientras todos estos pensamientos me invadían pensaba en cuantas mujeres alrededor mío se habrían chequeado. A largo de una jordana laboral normal, pregunté a ciertas mujeres cuantas veces se habían realizado un chequeo en las mamas. Si alguna vez se habían realizado una auto exploración. Las respuestas me asustaron. Algunas conocían su importancia, pero no podían disponer del dinero para realizar un chequeo. Era trágico cómo elegir entre comer o chequearse. Otras me aseguraban que tenían miedo de lo que les podían encontrar. Y otras simplemente desconocían de lo que les hablaba. Ninguna respuesta fue: “Si, me chequeo anualmente”. Todas estas mujeres, mientras van camino a sus hogares en el transporte público, verán San Pedro Sula iluminada de rosado, pero no impactará sus vidas de ninguna manera.


Realmente, cuando hay tanta necesidad de salud y bienestar, las ideas comienzan a cambiar. ¿De qué sirve pintar una ciudad de rosado, iluminarla por completo, si una mujer no puede conseguir una mamografía en los puesto de salud públicos? ¿Si revisarse implica dejar de comer?

Por tétrico y exagerado que suene, esa es la realidad. Una mamografía a precio normal puede rondar entre L1200.00 - L1300.00. En octubre, para que las mujeres se acerquen, el precio baja entre L550.00 - L600.00. En junio de 2021 la canasta básica en Honduras costaba L9,095.85 y el salario mínimo en Honduras es de L10,034.72.

Con esta triste realidad, ¿Cuántas mujeres de escasos recursos podrían realmente pagar una mamografia? La respuesta es: ninguna.


¿Sabían ustedes que 1 de cada 8 mujeres hondureñas puede padecer de cáncer de mama? ¿Y que lamentablemente en Honduras el 70% de los casos son diagnosticados en estado tardío? ¿Y que en el caso de que esa mujer por fin pueda acceder a una mamografia, no tendrá tiempo de salvarse, porque simplemente llegó muy tarde? Seguramente esa mujer, siendo la única proveedora para su hogar, morirá.


¿Pero qué les parece si cambiamos este tétrico escenario? ¿Si en lugar de vestirnos y pintar cada logo y cada esquina de la ciudad de rosado, les damos una verdadera oportunidad a estas mujeres que tanto lo necesitan?

Les propongo ayudar a las mujeres de escasos recursos a conseguir una mamografia a través de las camisetas de El Viernes de Nicole. Desde que hice una simple encuesta con las mujeres que me rodean me di cuenta de sus necesidades y lo importante que es que se realicen sus mamografias. Con la compra de una camiseta se ayuda a la compra de una mamografia, o en su defecto un ultrasonido, para estas mujeres. Podemos bajar la alta tasa de mortalidad con exámenes preventivos. ¡Salvemos vidas y volvámonos héroes!


No importa si es octubre, enero o abril. No importa si es rosado, negro, blanco: ¡Ayuda a salvar una vida! ¡Ayuda a conseguir una mamografia!


¡Feliz Viernes! 💕😊

1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo