Pequeñas Victorias


¡Feliz 2022! No podía no felicitarlos después de mis ausencias de los últimos Viernes. Es mi deseo que este nuevo año crezcamos en amor, sabiduría, unidad y sobre todo en muchas risas por aquí. Que la vida los sorprenda en cada esquina; y, si en todo caso no es de las sorpresas más agradables, nos la tomemos como una gran lección y un paso al crecimiento enorme en el mosaico de nuestras vidas.


Mis últimos días del 2021 y los primeros del 2022 han estado llenos de muchas emociones; movimientos de todo tipo (hasta de estómago), ideas, planes y proyectos por cumplir en el primer trimestre del 2022; pero más que nada, han estado llenos de mucha bendición y reflexión. A veces, tomarse un momento para apreciar lo que pasa a nuestro alrededor, trae una claridad sobrecogedora.


El 2021 cerró su ciclo para mi con una lista de primeras veces. Cosas que a lo largo de mis 33 años nunca había experimentado. Por ejemplo, fue la primera vez en la que para un fin de año no viajé con mi familia completa. También fue la primera vez en la que no hubo foto familiar de todos los miembros con nuestra tradicional camisa uniformada. Fue la primera vez, también, que viajamos con un grupo de personas que no eran nuestra familia directa (nunca en 18 años de tradición había sucedido esto). Pese a conocer Mexico desde hace mucho, esta fue la primera vez que en la que subí a un globo aerostático y sobrevolé las maravillosas pirámides de Teotihuacán para mi cumpleaños. También fue la primera vez que realice un viaje familiar “emparejada”. En fin, como les digo, llena de primeras veces. Todas estas dejando enseñanzas y momentos inolvidables. Tal vez, son cositas imperceptibles para muchos, pero tienen un gran significado para mi.


Pensando acerca de qué escribir en el transcurso de esta semana, caí en cuenta, hasta estos días, que llevamos 2 años en pandemia. Con subidas y bajadas, con momentos de luz y otros de mucha oscuridad, pero en fin, dos años. Dos años de cubrebocas, de alcohol, gel, distanciamientos, pérdidas, vacunas, PCRS y antígenos, variantes nuevas y viejas. Cada día nuestra “nueva normalidad” se parece menos a la “normalidad” que ostentábamos antes del 2020.


Y a veces me parece irrealista pensar que llevamos más o menos 630 días de todo esto. Y creo que al caerme el 20 de esta situación, les quise hablar de todas estas primeras veces que he experimentado últimamente. De lo importante que es saborear cada momento. Hay que disfrutar la compañía de los que tenemos cerca y amarlos con todo nuestro corazón. Está bien ponernos metas y proyectos que realizar en este año, pero creo que la más grande debe ser aprender a apreciar cada momento que vivimos, por pequeño que sea. La vida se va en un abrir y cerrar de ojos, y no solo podemos decir “estábamos en pandemia”. Debemos aprender a saborear cada comida y las sobremesas que vienen implícitas con ellas. A disfrutar de la cotidianidad que nos ofrecen los momentos sencillos, pero que dejan huellas imperecederas en nuestros corazones. A atesorar cada encuentro que tengamos con las personas que amamos, y aun mas, con las que no amamos tanto.


Yo les propongo que en lugar de tantos proyectos sin sentimiento que nos proponemos, tengamos como meta ser felices con todo lo pequeño, con todas esas primeras veces tan imperceptibles. Esas cosas pequeñas que, al final de la vida, suman a las más grandes.


No quiero decir con esto que nos volvamos mediocres ni que no tengamos proyectos, porque no es así. Pero quiero que nos podamos maravillar de las pequeñas victorias que tenemos a diario y lo bendecidos que somos con todo lo que tenemos. Sé que a veces la vida pinta oscura, pero solo pensemos en todo lo que hemos sobrevivido y aprendido en estos dos últimos años y sabremos que estamos mucho más preparados para enfrentar lo que este 2022 traiga.


Así que en estos próximos 358 días que tenemos, empecemos a vivir esas primeras veces con todo lo que nuestro corazón tiene. Aprendamos de ellas; créanme, tienen mucho que enseñarnos. Que este 2022 nos sorprenda y sea un gran año para todos.


¡Feliz Viernes! 😊



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo