Una Gota de Miel 🍯


Todos los que tenemos la bendición de tener una mamá sabemos que vienen llenas de consejos y aprendizajes de vidas interminables. La mía parece libro de refranes. Toda lección de vida que me ha dado a lo largo de mis primaveras viene con un conjunto de palabras que parecen más parábolas que otra cosa. Más veces de las que quisiera admitir, he volteado mis ojos ante estos dichos que pretenden causar un impacto para que la enseñanza entre mejor. Me imagino que muchos de ustedes se sentirán identificados con esta introducción de estas lecciones maternales que terminan siempre con “una madre no se equivoca”.


A lo largo de la vida he visto algunos de estos refranes volverse realidad y otros, pues, o no me ha llegado la oportunidad o están un poquito desfasados. Sin embargo, esta semana vi unos cuantos de ellos volverse realidad.


Mi mamá siempre me ha dicho que “Lo cortés no quita lo valiente”. Con esta expresión quiere decir que ser educada y ser amable no te quita nada, solo te abre las puertas. Nunca te vas a arrepentir de ayudar y de ser educado. También me ha dicho que “se agarran más moscas con una gota de miel que con una jarra de hiel”. Significando esto que entre más dulce sos, más empático y buena gente, más acercas a la gente que vibra igual que vos. Mi mamá el lunes, más sabia que nunca: llegó a su cumpleaños número 60.



Tuvo varias celebraciones previas al mero día, porque ella es así: alegre, relajera y espontánea. Pero el mero lunes que era su cumpleaños, invitó a cada una de las mujeres que habían, en algún punto u otro, formado parte de su vida. Mujeres que a lo largo de los años habían tejido un vínculo inquebrantable con ella.


Ese día en Honduras iniciaba una semana de feriado, había caído una tormenta descomunal y seguimos en pandemia, así que todo indicaba que la gente no iba a llegar. Para nuestra sorpresa, el lugar se llenó por completo. No había espacio para nadie más. La gente llegó con una sonrisa, feliz y contenta por celebrar a alguien que había sido igual de especial en su vida. Alguien con la que comparten un espacio de su corazón.


Pero este Viernes de Nicole no se trata de mi mamá y sus miles de cualidades, ni de su estupenda fiesta de cumpleaños, pero de las huellas de amor que dejamos en las personas. Que eso de las gotas de miel y de ser cortés llenarán tu vida de amor, gratitud y alegría. De esos encuentros memorables que nos cambian la vida. Como esos dichos, por ridiculos que nos parezcan, de verdad surten efectos tan positivos en nuestras vidas. Que si sirve ser cortés y poner una gota de miel y acercar a la gente correcta y amorosa a nuestras vidas para siempre. Sonreír y actuar desde el amor siempre traerá a gente amorosa y buena a nuestra vida.


He aprendido a través de los dichos de mi mamá que la vida no cuenta los pasos que has dado si no las huellas que has ido dejando en el camino. Estos dichos realmente sólo me habían entrado a a la cabeza, pero el lunes comprendí que la enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón. Las mamás nunca se equivocan, de verdad y mi mamá me lo volvió a enseñar este lunes.


¡Feliz Viernes! 😊


1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo